No SESSION
Esa molesta distensión abdominal | Al cuidado de la vida

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

Esa molesta distensión abdominal

4 de Marzo de 2017

Esa molesta distensión abdominal

No se trata solamente de una cuestión estética. Más allá de que sus prendas no cierren y la incomodidad sea difícil de manejar, el incremento en el volumen abdominal puede alterar su   ritmo intestinal y ponerlo más irritable.

Este mal es más frecuente entre las mujeres, pero no son las únicas afectadas.

La distensión abdominal puede producirse tras una ingesta abundante de comida, sin embargo también puede deberse a otro tipo de problemas:

Intolerancias alimentarias

Puede suceder que su intestino no logre digerir con normalidad algún componente de su dieta (gluten, lactosa, u otro) el cual pasa sin ser digerido hacia las partes terminales del intestino. Esto puede provocar cierto dolor, diarreas y gases. Para resolver el problema la principal acción consiste en eliminar dicho componente de su dieta, al menos temporalmente, e ir introduciéndolo gradualmente, hasta conocer su umbral de tolerancia. Consulte con su nutricionista o médico de cabecera, para que le sugiera una dieta especial.

  1. Dispepsia

En la dispepsia la digestión es más lenta y se produce un retraso en el vaciado gástrico. Esto produce un mayor número de fermentaciones y gases intestinales producidos por la micro-flora del colon. En este caso se recomienda no ingerir grandes cantidades de comida de una sola vez, sino tomar porciones moderadas con mayor frecuencia. Sobre todo, procure evitar las grasas que hacen la digestión y el vaciado estomacal más lentos. También se recomiendan algunas infusiones como manzanilla, hinojo, o menta.

  1. Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es una enfermedad del tubo digestivo que provoca la alteración del ritmo intestinal y produce oclusiones de las heces y digestiones incompletas, con fermentaciones posteriores en el colon. Un profesional podrá indicarle pautas en su dieta que le ayudarán a sobrellevar los brotes de la enfermedad controlando mejor sus síntomas.

  1. Ascitis o retención de líquidos

Si,  por diversas circunstancias, usted tiene tendencia a retener líquidos, es probable que padezca también de distensión abdominal. La retención tiende a acentuarse en extremidades y abdomen. La mejor forma de evitarlo es tratando la retención de líquidos en sí, que constituye el origen del problema: reducir el consumo de sal, incrementar la cantidad de agua que se toma por día y seguir las indicaciones del médico.

  1. Problemas dietéticos

Tanto el exceso como la escasez de fibra en la dieta pueden provocar distensión abdominal. Esto se debe a que la fibra es un polisacárido que no es digerido por nuestro organismo, y forma parte de las heces. Si la fibra es escasa, las heces tardarán mucho tiempo en alcanzar el volumen normal para ser eliminadas (estreñimiento, retención de las heces en el conducto intestinal y eliminación de agua de las mismas).

La solución para este problema es incorporar fibra diariamente a través de cereales integrales, frutas, verduras y legumbres. Sin embargo no hay que excederse con la fibra repentinamente, ya que puede provocar una malabsorción y sufrirá nuevamente de distensión abdominal, pero por el motivo contrario. Si usted consume muy poca fibra y quiere incrementar su ingesta, hágalo en forma gradual, dando tiempo a su organismo a adaptarse al cambio.

webconsultas.com  

Artículos relacionados