No SESSION
Los peligros de la hipertensión | Al cuidado de la vida

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

Los peligros de la hipertensión

5 de Enero de 2017

Los peligros de la hipertensión

La hipertensión es la presión arterial que supera los 140/90 mm Hg, considerándose normal una lectura que se encuentra por debajo de 120/80 mm Hg.

¿Existen distintos tipos de hipertensión?

Sí. La hipertensión puede ser primaria (que es el tipo más frecuente entre las personas que sufren de hipertensión) y que tiene su origen en hábitos como el consumo excesivo de sal, bebidas alcohólicas o tabaco, así como también en el exceso de peso, o la utilización de cierto tipo de medicamentos; o hipertensión secundaria, que es provocada por una enfermedad subyacente. En este último caso, la afección puede tener su origen en un trastorno hormonal o de las glándulas suprarrenales. Algunas de las condiciones que pueden provocar hipertensión son:

  • Síndrome de Cushing
  • Aldosteronismo primario
  • Feocromocitoma
  • Hipertiroidismo
  • Hiperparatiroidismo
  • Hipotiroidismo
  • Estrechamiento de las arterias que llevan sangre a los riñones.

Existen, sin embargo, determinados medicamentos que podrían causar hipertensión secundaria. Las píldoras anticonceptivas, las terapias de reemplazo hormonal de la menopausia y los corticosteroides, son algunos ejemplos de hipertensión secundaria causada por medicación.

¿Por qué la hipertensión es peligrosa?

Si usted ha sido diagnosticado de hipertensión, esto significa que su corazón debe esforzarse más de lo normal para bombear la sangre a todo su organismo. Esto implica un mayor riesgo cardíaco.

La presión arterial alta también incrementa el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y arteriosclerosis, dos problemas que constituyen algunas de las principales causas de muerte en el mundo. Por eso es de gran importancia controlar la presión arterial y mantenerla dentro de los niveles normales.

Consulte con su médico acerca de los pasos a seguir para tratar su condición y mantenerla bajo control.  

Fuente: hormone.org

Artículos relacionados