No SESSION
La obesidad y diabetes materna, acelerarían el crecimiento fetal

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

La obesidad y diabetes materna, acelerarían el crecimiento fetal

3 de Marzo de 2017

La obesidad y diabetes materna, acelerarían el crecimiento fetal

Una investigación publicada en la revista británica Diabetes Care determinó que los bebés nacidos de madres obesas o que presentaban diabetes gestacional, desarrollaron un crecimiento superior al normal, ya en el sexto mes de gestación.

Actualmente las mujeres no suelen recibir pruebas de rutina vinculadas con la diabetes antes del sexto mes de embarazo, lo cual podría ser tarde, según el principal investigador del estudio, Dr. Gordon Smith, de la Universidad de Cambridge: "Nuestro estudio muestra que los bebés de las mujeres obesas eran más propensos a ser excesivamente grandes alrededor del abdomen incluso tan pronto como a las 20 semanas [del embarazo]".

El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (American Congress of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) aconseja que aquellas mujeres que presentan un riesgo más alto de diabetes asociado al embarazo (lo que incluye a las mujeres obesas) reciban una evaluación más temprana, incluso anterior a las 20 semanas de embarazo, según lo comentó el Dr. Raúl Artal, profesor emérito de obstetricia y ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Saint Louis, en St. Louis, quien además aseguró que si la prueba resulta negativa, se debe repetir entre las semanas 24 y 28 de gestación.

El que un bebé nazca con un tamaño superior al normal implica no sólo posibles complicaciones del parto que hagan necesaria una cesárea, sino también el riesgo de niveles de azúcar en sangre peligrosamente bajos, o probables dificultades respiratorias al nacer, explicó el Dr. Artal. A su vez, un peso excesivo al momento de nacer, también puede asociarse con riesgos de obesidad y diabetes en el futuro del niño.

El Dr. Artal enfatizó la importancia de llegar al embarazo con un peso adecuado y de llevar un estilo de vida y dieta saludable durante toda la gestación.

La investigación se basó en más de 4000 madres primerizas que recibieron seguimiento durante todo el embarazo. Aproximadamente el 4% fue diagnosticada con diabetes gestacional antes o durante la semana 28 de gestación. Los ultrasonidos realizados en mujeres obesas revelaron señales tempranas de crecimiento fetal acelerado. Sus bebés evidenciaron un 63% más de probabilidades de mostrar un crecimiento abdominal anómalo, ya en la semana 20 de gestación, en comparación con los bebés de mujeres más delgadas.

En las mujeres que luego fueron diagnosticadas con diabetes, los bebés demostraron el doble de probabilidades de evidenciar un crecimiento excesivo alrededor de la semana 28 del embarazo, en comparación con las mujeres que no desarrollaron diabetes.

Por otro lado, las mujeres que eran obesas y tenían diabetes fueron las que demostraron el crecimiento fetal más rápido, con 5 veces más posibilidades de que sus bebés fueran anómalamente grandes en la semana 28, en comparación con las mujeres que no eran obesas ni presentaban diabetes.

El Dr. Smith planteó que "Una respuesta a los hallazgos actuales podría ser realizar pruebas tan cerca como se pueda de las 24 semanas”, pero no se sabe si beneficiarían a los bebés o a las madres, aseguró. Por lo pronto, planteó la necesidad de que las mujeres, en especial aquellas que resultan propensas a la obesidad o presentan factores de riesgo para la diabetes gestacional, controlen sus hábitos alimenticios durante el embarazo “Esto conlleva no comer cantidades excesivas de carbohidratos simples, controlar los tamaños de las porciones, comer abundantes frutas y verduras frescas, y permanecer activas durante el embarazo", explicó Smith.

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_158233.html

Artículos relacionados