No SESSION
Cómo prevenir infecciones luego de un trasplante

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

Cómo prevenir infecciones luego de un trasplante

14 de Marzo de 2017

Cómo prevenir infecciones luego de un trasplante

Luego de un trasplante de órganos, el organismo de la persona podría identificar al injerto como un cuerpo extraño y atacarlo. Para evitar este rechazo es preciso administrar al paciente trasplantado un tratamiento consistente en fármacos que suprimen su sistema inmunológico.

Claro que esta supresión del sistema inmune también deja al paciente en una situación de vulnerabilidad respecto de todo tipo de infecciones. El momento de mayor riesgo de infección suele darse en los primeros tres a seis meses luego de la cirugía, o cuando los niveles de inmunosupresión son más altos para evitar el rechazo.

En la medida en que su recuperación sea buena, su función renal adecuada, y no haya sufrido ningún episodio de rechazo, su equipo de trasplante reducirá en forma gradual el nivel de inmunosupresión tras algunos meses, disminuyendo así el riesgo de infección.

Existen diversas medidas recomendadas para reducir sus probabilidades de contraer una infección, a pesar de encontrarse recibiendo medicación anti-rechazo, que le serán informadas por su médico. Algunas de ellas son:

- Lavado de manos: Utilice técnicas de lavado adecuadas, que abarquen los espacios entre los dedos y las uñas, y se extienda por lo menos, un minuto. Lave sus manos antes y después de comer, limpiar heridas, luego de ir al baño o cambiar pañales, sacar la basura o jugar con mascotas.

- Informe a su médico acerca de cualquier cambio que note en una herida (como inflamación o supuración).

- Evite el contacto cercano con gente que se encuentra enferma. Procure evitar las multitudes en espacios cerrados, sobre todo en época invernal.

- No comparta vasos o cubiertos, mate, hojas de afeitar o cepillos de dientes.

- Evite tocar la tierra con las manos desnudas, así como hojas mojadas, pilas de abono o materia orgánica podrida.

- Procure no nadar en lagos u otros cúmulos de agua natural. Sí puede hacerlo en piletas tratadas con cloro, si no tiene ninguna herida en su cuerpo y le han retirado todos los tubos de drenaje.

Si usted presenta fiebre, dolores en el cuerpo o al orinar, náuseas, vómitos o diarrea por más de 24 hs, o cualquier síntoma similar al resfrío o gripe, póngase en contacto con su equipo de trasplante.  

 

http://www.itns.org/templates/itnsbasic/pdfs/Manual_del_riqsn.pdf

 

Artículos relacionados