No SESSION
Posibles complicaciones luego del trasplante de páncreas y riñón

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

Posibles complicaciones luego del trasplante de páncreas y riñón

14 de Marzo de 2017

Posibles complicaciones luego del trasplante de páncreas y riñón

El trasplante simultáneo de páncreas y riñón es una operación que puede  mejorar significativamente su calidad de vida. Sin embargo, hay ciertos cuidados y riesgos que debe tener en cuenta luego de someterse a esta cirugía.

- Infecciones del tracto urinario. Es una de las complicaciones más comunes luego de este trasplante y suele estar ocasionada por una irritación de la vejiga o el uréter por el tubo colocado para drenar la orina fuera del cuerpo. El síntoma más característico de una infección de este tipo es una abundante hematuria (sangre en la orina).

- Escoriación perineal. En las mujeres puede producirse irritación de la piel que rodea la uretra, vagina y recto, debido a las enzimas digestivas, que deterioran estas regiones de piel.

Para tratar este problema, habitualmente se coloca un catéter dentro de la vejiga para resolver el flujo de líquido hasta que el problema cese.

Una buena manera en que puede prevenir la aparición de estas complicaciones, es vaciando por completo la vejiga con bastante frecuencia, como por ejemplo, cada dos a cuatro horas.

- Control de glucosa. Luego del trasplante sus nuevos órganos estarán en condiciones de comenzar a funcionar, sin embargo muchas instituciones médicas suministran insulina por algunos días luego de la intervención para evitar que el páncreas trabaje demasiado en los primeros días. Por este motivo sus niveles de glucosa continuarán siendo monitorizados por algún tiempo.

- Rechazo del injerto. Luego del trasplante lo más importante es evitar que se produzca un rechazo de los nuevos órganos, por lo que su equipo de trasplantes le administrará un tratamiento anti rechazo, probablemente combinando diferentes fármacos para reducir al mínimo las probabilidades de rechazo.

En un trasplante doble de riñón y páncreas siempre existe un riesgo de rechazo más elevado que en otro tipo de trasplantes. Cuando éste ocurre, ambos órganos usualmente se rechazan al mismo tiempo. En estas circunstancias se presenta un incremento en los niveles de lipasa en la sangre, disminución del nivel de amilasa, e incremento de glucosa. Usted puede experimentar dolor en la parte superior izquierda del abdomen.

Con un diagnóstico temprano, el tratamiento (que incluye aumento de los niveles de inmunosupresión, o terapia con anticuerpos) suele ser exitoso.

- Infecciones. Como en toda cirugía de trasplante, el posterior riesgo de infección siempre está presente, dado que usted se encontrará inmunosuprimido y por ello es necesario que tome las medidas de higiene necesarias para no exponerse a infecciones virales o bacterianas.

- Problemas con sus pies. Aún después del trasplante, los estudios indican que muchos pacientes tienen riesgo de desarrollar problemas con sus pies. Se recomienda que continúe lavándolos y secándolos bien cada día y observe con cuidado en busca de posibles lesiones, rasguños, verrugas o cualquier otra alteración y en caso de hallarlas, infórmelo a su médico. También deberá informar cualquier signo de dolor, ardor, hormigueo u adormecimiento en sus pies. Utilice medias cómodas y absorbentes y evite los tacos y caminar descalzo.

http://www.itns.org/templates/itnsbasic/pdfs/Manual_del_riqsn.pdf

Artículos relacionados