No SESSION
Regresar al trabajo después de un trasplante | Al cuidado de la vida

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

Regresar al trabajo después de un trasplante

21 de Febrero de 2017

Regresar al trabajo después de un trasplante

Luego de un trasplante su equipo médico probablemente le aconsejará esperar un mínimo de un año antes de reincorporarse a su vida laboral, que es el tiempo aproximado en que el sistema inmune se recupera lo suficiente. Sin embargo, el regreso al trabajo es una decisión personal, y su organismo puede tardar un poco más o menos del tiempo esperado en estar listo para el regreso. Por lo tanto, ello dependerá de que usted se sienta realmente en condiciones de volver a trabajar.

Si su trabajo requiere un gran desgaste físico o implica riesgos de contraer infecciones (como el trabajo con animales, o en la construcción) es posible que su equipo de trasplantes le recomiende una espera un poco más prolongada, o tal vez pueda hacer una tarea distinta a la que realizaba hasta que su sistema inmune se haya restablecido.

Su nivel de energía puede ser muy fluctuante durante la recuperación. Es mejor regresar al trabajo de manera gradual, o trabajar media jornada por algún tiempo, antes de afrontar la exigencia que implica el trabajo de tiempo completo.

Podría resultarle útil prestar atención, antes de reincorporarse al trabajo, a cuáles son los momentos del día en que se siente con un mayor nivel de energía y cuál es la frecuencia con la que necesita descansar.

Es importante que no se sobrecargue con preocupaciones relativas a su capacidad para cumplir con el trabajo como lo hacía antes del trasplante; las investigaciones han demostrado que los recipientes de trasplantes que regresan al trabajo son tan productivos como cualquier otro trabajador.  

Consejos para su regreso al trabajo:

  • Antes de reincorporase a sus tareas, póngase en contacto con el departamento de recursos humanos y hable con su representante gremial. Póngalo en conocimiento de sus necesidades especiales y solicite aquellas modificaciones que faciliten su desempeño, como horarios flexibles, recesos programados, trabajar desde su hogar, o equipos especiales.
  • No deje de plantear a sus superiores cuáles son sus expectativas respecto de su carga laboral y horario a cumplir. Documente cada pedido y la respuesta obtenida.
  • Evalúe si desea que su empleador hable con sus compañeros de trabajo respecto de su situación, y asegúrese de estar de acuerdo con la información que será transmitida y el modo en que lo hará.

Fuente: bethematch.org

 

Artículos relacionados