No SESSION
Cuidando a un ser querido con cáncer | Al cuidado de la vida

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

Cuidando a un ser querido con cáncer

7 de Agosto de 2015

Cuidando a un ser querido con cáncer

Si usted se encuentra al cuidado de un ser querido con cáncer, debe saber que el cansancio (físico, intelectual y afectivo) propio de la enfermedad, a veces, transforma las tareas más simples en un verdadero problema. Por eso, la ayuda que usted pueda dispensar es de vital importancia.

  • Tareas domésticas: encargarse de los quehaceres domésticos de su ser querido insume mucho tiempo y resulta en ocasiones incompatible con el cuidado de las propias tareas. Establecer prioridades es tan fundamental como solicitar ayuda cuando estas actividades lo desborden.
  • Comidas: la quimioterapia suele alterar el apetito y el sabor, o puede generar náuseas, que impiden una normal alimentación. Puede ayudar a su ser querido, procurando comidas poco abundantes y más frecuentes, con alto valor nutritivo y ricas en calorías.

* Un consejo: elaborar una lista de prioridades le permitirá identificar las tareas más importantes; cuando alguien ofrezca ayuda, ésta le permitirá saber inmediatamente qué pedir.

  • Asistencia médica: acompañar a su ser querido a las citas médicas puede ser de gran ayuda, sea tomando nota de toda información, o simplemente escuchando, brindando un apoyo emocional. Consulte acerca de instrucciones especiales, como dietas o tratamientos. Administre información y documentos importantes, especialmente con respecto a los detalles de la medicación.

* Un consejo: su ser querido debe saber siempre que sigue teniendo el control, aunque usted esté allí para ayudarlo con la toma de decisiones importantes.

  • Apoyo emocional: en ocasiones, es más útil limitarse a escuchar en silencio y dejar que su ser querido hable sobre lo que le sucede. Brinde su apoyo a cualquier decisión relativa al tratamiento. Buscar un grupo de autoayuda cercano puede ser una oportunidad para que su ser querido pueda hablar y compartir con otras personas en situación similar.
  • Cuide su propia salud: es fundamental, por su bien y el de su ser querido, que usted se cuide y mantenga sano. Nunca olvide que dentro de un equipo médico oncológico existen psicólogos, enfermeros y trabajadores sociales que pueden ayudarlo. Duerma y descanse cada vez que tenga oportunidad de hacerlo. Aliméntese equilibradamente. Realice ejercicio, si tiene ocasión, diariamente, y salga a tomar aire fresco. Intente no desatender sus propias aficiones e intereses.

* Un consejo: si se siente agobiado, en cualquier momento, no dude en pedir ayuda familiar o profesional.

  • Cuidado del propio bienestar: acompañar a un ser querido con cáncer no es fácil. Encuentre tiempo para usted; por poco que pudiera ser, será de fundamental importancia anímica. Nunca olvide que usted no puede hacerlo todo, por mucho que lo desee; pida ayuda siempre que la necesite. Busque el espacio para poder expresar lo que piensa y siente, quizá con amigos, con un familiar, o un terapeuta.

 

Fuente: Sociedad Española de Oncología Médica

Artículos relacionados