No SESSION
Patología oncológica: cómo adaptarse a los cambios físicos

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

Patología oncológica: cómo adaptarse a los cambios físicos

22 de Febrero de 2017

Patología oncológica: cómo adaptarse a los cambios físicos

El tratamiento contra las patologías oncológicas puede implicar efectos secundarios complejos para el paciente, como la pérdida de cabello, el aumento o pérdida de peso, cambios en la piel y un aspecto general de extremo cansancio, que modifican en gran medida el modo en que la persona lucía antes del tratamiento.

La gravedad de estos efectos secundarios variará de acuerdo a la medicación y dosis del tratamiento administrado, así como a las características de la persona (el mismo tratamiento puede provocar efectos muy distintos de una a otra persona, e incluso no presentar ningún efecto adverso en otras).

Asegúrese de que su equipo médico tenga conocimiento acerca de cómo lo está afectando el tratamiento, tanto física como emocionalmente. Los médicos deben conocer cuáles son los efectos secundarios que está sufriendo y su intensidad, para ayudarle a tratarlos.

Al iniciar el tratamiento, es importante que se informe respecto de cuáles son los efectos adversos esperables y la duración probable de los mismos.

A algunas personas les resulta muy difícil transitar el tratamiento sintiéndose mal y luciendo muy diferente a como solían verse. Esto también acarrea un alto nivel de frustración, ya que el paciente hace todo lo que se supone que debe hacer para recuperarse, y eso no se ve reflejado en el modo en que se siente y se ve a sí mismo durante el tratamiento.  

Resulta muy complejo y estresante manejar este tipo de cambios, y su ánimo puede verse seriamente afectado, además de la incidencia que puede tener en él la medicación. Es absolutamente normal que tenga altibajos a lo largo de todo el tratamiento.

Muchas personas que sufren la pérdida del cabello escogen utilizar pelucas, sombreros o pañuelos para no lidiar con las opiniones o miradas ajenas.

Puede resultar útil, sobre todo cuando es necesario tomar decisiones difíciles, conversar con alguien que haya transitado el mismo camino.

No pierda de vista que los efectos adversos probablemente desaparezcan una vez finalizado el tratamiento.  

Fuente: cancer.org

 

Artículos relacionados