No SESSION
¿Miedo al Urólogo? | Al cuidado de la vida

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

¿Miedo al Urólogo?

4 de Marzo de 2017

¿Miedo al Urólogo?

El urólogo atiende tanto a hombres como a mujeres que tengan algún problema del aparato urinario, o genital, en el caso masculino. Sin embargo son ellos quienes se muestran más reticentes a asistir a los controles.

Después de los 40 la visita al urólogo debe ser una cita obligada. A pesar de la importancia que los controles preventivos tienen ante una posible incidencia de cáncer de próstata, la mayoría de los hombres se muestra reticente a concurrir a los mismos.

Esto, sin duda tiene mucho que ver con la falta de información. Es probable que usted no reciba información precisa acerca de lo que sucederá en una consulta urológica, o sobre las repercusiones que la misma tiene para su salud.

Muchos problemas serios no dan señales evidentes y es por eso muy importante realizar una consulta anual a partir de los 40 años. Tomando una simple muestra de su sangre es posible  determinar cuál es su riesgo futuro de padecer cáncer de próstata y para que su médico pueda establecer el posterior seguimiento y tratamiento adecuado.

Uno de cada seis hombres es diagnosticado con cáncer de próstata, sin embargo sólo uno de cada 36 fallece por esta causa. Esto significa que en la mayoría de los casos la evolución de la enfermedad es muy lenta, y puede ser tratada exitosamente si se detecta en forma precoz.

Principales patologías urológicas

Los problemas más usuales por los que los jóvenes acuden a la consulta urológica son las enfermedades de transmisión sexual, infertilidad y disfunción eréctil psicógena (donde el problema no es orgánico, sino psicológico).

En los hombres mayores la próstata cobra una gran relevancia, tanto en el caso de patologías oncológicas, como en otras afecciones, tales como la hiperplasia benigna, en que la micción se ve dificultada y el paciente requiere orinar con urgencia y siente que su vejiga no se vacía por completo.

Si usted se siente atemorizado ante la idea de una eventual cirugía de próstata es importante que considere que las técnicas para tratar y resolver los trastornos del tracto urinario han evolucionado considerablemente.

Intervenciones que antes requerían mucho tiempo de internación, largas horas de cirugía y que dejaban enormes cicatrices, se realizan actualmente con láser y laparoscopia.

Usted podrá desayunar tranquilamente en su casa, ingresar al hospital por la tarde y luego de una cirugía de una hora (dependiendo del tamaño de la próstata) se recuperará y podrá volver a su casa a la mañana siguiente.

 

http://www.efesalud.com/noticias/miedo-al-urologo-un-fantasma-del-pasado/

Artículos relacionados