No SESSION
Cómo fortalecer los músculos del suelo pélvico

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

Cómo fortalecer los músculos del suelo pélvico

7 de Agosto de 2015

Cómo fortalecer los músculos del suelo pélvico

Los músculos del suelo pélvico se ubican en la parte inferior de la pelvis y rodean a la uretra (conducto a través del cual pasa la orina) y son los encargados, junto con los músculos de los esfínteres, de evitar la filtración de orina y heces. Cuando la vejiga se llena, los músculos de la misma deben estar relajados del suelo pélvico deben estar ajustados. Cuando éstos últimos son algo débiles, pueden ocurrir las temidas pérdidas de orina. Es muy frecuente que éstas se produzcan ante una presión adicional, como la que se genera al toser o estornudar.

Los ejercicios que fortalecen los músculos del suelo pélvico pueden ayudar a prevenir las fugas involuntarias y atenuar la urgencia por orinar, manteniendo este sector bien tonificado. Son comúnmente llamados ejercicios de Kegel.

Controlar sus músculos del piso pélvico.

Puede tomar un poco de práctica aprender a controlar los músculos del suelo pélvico. Para realizar correctamente los ejercicios es necesario relajar el cuerpo tanto como sea posible y concentrarse en los músculos del suelo pélvico. Para evitar el uso de los músculos del estómago, descanse su mano sobre su vientre cuando aprieta los músculos del suelo pélvico. Asegúrese de que usted no siente ningún movimiento de su estómago. Tampoco debe contener la respiración.

Otro modo de asegurarse de estar utilizando los músculos correctos, es realizar el ejercicio  sentado delante de un espejo. Si ve que su cuerpo se mueve hacia arriba y hacia abajo ligeramente, es porque está usando sus nalgas o los músculos del muslo. Cuando se hace correctamente el ejercicio nadie puede notar que está apretando los músculos del suelo pélvico, a excepción de usted.

Fortalecer sus músculos del suelo pélvico

Una vez que localice los músculos del suelo pélvico estará listo para comenzar. El ejercicio consiste en apretar y luego relajar los músculos del suelo pélvico. Apriete durante cinco segundos y luego relaje durante cinco segundos. Asegúrese de tomar el tiempo para relajarse entre apretones para que sus músculos puedan descansar antes de apretar de nuevo. Cada apretar y relajar cuenta como una repetición.

Cada conjunto de ejercicios debe incluir tres posiciones diferentes: 10 repeticiones acostado, 10 sentado, y 10 de pie. Lo ideal es realizar una serie por la mañana y un juego otra en la noche (o por lo menos dos veces al día).

Es muy importante que realizar los ejercicios se transforme en un hábito diario. Con un mínimo de 30 repeticiones dos veces al día, el soporte muscular del suelo pélvico suele mejorar en las seis semanas de iniciados los ejercicios.

Fortalecer el piso del suelo pélvico es el primer paso para tomar control de su vejiga. Si la incontinencia e impulso repentino de orinar persisten, consulte con el médico, quien podrá ofrecer otras opciones y tratamientos que proporcionen mayor alivio.

 

Fuente: urologyhealth.org / tena.es / nlm.nih.go

Artículos relacionados