No SESSION
Una pequeña cirugía, una gran decisión | Al cuidado de la vida

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

Una pequeña cirugía, una gran decisión

3 de Marzo de 2017

Una pequeña cirugía, una gran decisión

Si usted y su pareja no desean tener hijos, o no desean tener más hijos de los que ya tienen, la vasectomía resulta una solución sencilla y definitiva. Es por lo tanto importante que se detenga a analizar diversas circunstancias que podrían modificarse en su vida y hacerlo cambiar de opinión, como la una eventual separación o nueva pareja.

Infórmese sobre el procedimiento

Comprender el procedimiento para tomar una decisión informada, comprende conocer   el funcionamiento básico de sus órganos sexuales.

Los testículos, encargados de producir espermatozoides y hormonas masculinas, se encuentran en una bolsa de piel denominada escroto. Existe una zona llamada epidídimo, que es donde se almacenan los espermatozoides mientras maduran, y al hacerlo son conducidos por unos tubos muy finos hacia el pene para la eyaculación.

La próstata es el órgano encargado de aportar los nutrientes a los espermatozoides y dar su aspecto característico al semen.

En una vasectomía lo que se realiza es el corte de los conductos deferentes, que son los que transportan los espermatozoides hacia el pene, evitando que puedan salir de su organismo, y por lo tanto, que usted pueda engendrar hijos.

De este modo, si bien los testículos siguen produciendo espermatozoides, estos se ven impedidos de salir al exterior y mueren, siendo eliminados naturalmente luego por su  cuerpo.

Como la próstata y vesículas seminales continúan secretando semen, usted podrá llevar adelante la misma vida sexual, pudiendo mantener erecciones y eyacular tal y como lo hacía antes de la cirugía. La única diferencia funcional será que el semen no contendrá espermatozoides.

Tampoco su libido se verá afectada, dado que las hormonas continúan produciéndose en los testículos y pasando a su sangre.

Una vez que el procedimiento ha sido realizado, existe la posibilidad de unir nuevamente los conductos para permitir la salida de los espermatozoides otra vez, sin embargo no existe ninguna garantía de que éste sea exitoso.

La cirugía para revertir la vasectomía consiste en unir nuevamente los conductos mediante microcirugía, sin embargo hay una alta probabilidad de que usted aun así no pueda volver a tener hijos. Es por eso que resulta tan importante pensar con calma y analizar las circunstancias y escenarios posibles, antes de tomar la decisión de realizar una vasectomía.

Fuente: urologiaavanzada.com

Artículos relacionados