No SESSION
Cómo prevenir la hepatitis B | Al cuidado de la vida

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

Cómo prevenir la hepatitis B

16 de Marzo de 2017

Cómo prevenir la hepatitis B

La hepatitis B es una infección viral que provoca la inflamación del hígado de la persona infectada, pudiendo derivar en una enfermedad crónica, e incluso en cirrosis o cáncer de hígado.

La infección por el tipo B del virus de la hepatitis se produce al entrar en contacto con fluidos o secreciones corporales de una persona infectada. También se transmite de madre a hijo durante el parto, si no se toman las medidas necesarias para evitarlo. Hasta el 90% de los bebés infectados durante el parto pueden presentar infección crónica por el virus de la hepatitis B y aproximadamente una cuarta parte de ellos fallece tempranamente por enfermedad hepática.

Es por este motivo que la salud pública de la mayoría de los países realiza pruebas de hepatitis B a las mujeres embarazadas en forma rutinaria para detectar el virus.

La vacuna contra la hepatitis B es el principal medio para prevenir esta enfermedad mortal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja su administración a todos los lactantes y en sucesivas dosis, como parte del calendario de vacunación.

En las regiones donde es común la transmisión de madre a hijo durante el parto, se aconseja realizar la primera dosis durante las 24 horas posteriores al nacimiento, para prevenir una posible infección.

Completar todas las dosis sugeridas de esta vacuna implica alcanzar una concentración suficiente como para proteger en más de un 95% a lactantes, niños y jóvenes adultos. La inmunización que provee, alcanza un mínimo de 20 años y puede persistir durante toda la vida de la persona vacunada.

A su vez, recibir las dosis indicadas de la vacuna contra la hepatitis B puede prevenir en más del 90% la transmisión de madres infectadas por el virus a sus bebés durante el parto.

En muchos países el programa de vacunación contra esta enfermedad ha provocado una disminución drástica en los nuevos casos de hepatitis B.  Según la OMS en los últimos años se ha incrementado considerablemente el número de estados miembro que han implementado los programas de vacunación infantil contra la hepatitis B en sus respectivos calendarios, desde 1992, cuando la Asamblea Mundial de la Salud aprobó la resolución que recomendaba la vacunación global contra la hepatitis B.

Este incremento y difusión de la inmunización a nivel global desde la introducción de la vacunación infantil en 1982, según estimaciones de la OMS, habría evitado millones de muertes por enfermedad hepática por año.

http://www.cdc.gov/spanish/especialescdc/diamundialhepatitis/

Artículos relacionados