No SESSION
Recomendaciones para el familiar cuidador de un paciente con VIH/SIDA

Gracias

por ponerte en contacto
con Al Cuidado de la Vida

Gracias

por suscribirte al Newsletter

T TEMAS

Recomendaciones para el familiar cuidador de un paciente con VIH/SIDA

3 de Marzo de 2017

Recomendaciones para el familiar cuidador de un paciente con VIH/SIDA

Cuidar a un enfermo de VIH/SIDA no es una tarea fácil en ningún caso. Usted no sólo se encarga de su familiar, sino que además debe lidiar con sus propias preocupaciones y problemas, temores, familia y salud.

Para desarrollar una buena tarea cuidando a su familiar, es muy importante que no olvide sus propias necesidades y que cuente con la mayor cantidad de información y apoyo que le sea posible.  

A continuación se indican algunos consejos que pueden ayudarlo a llevar adelante esta tarea:

  • Dedique tiempo a conversar con el paciente acerca de los alimentos que necesita para alimentarse adecuadamente, así como de aquello que le gusta y lo que no.
  • Infórmese acerca de la medicación que está tomando el paciente, para conocer las dosis y horarios de las tomas, así como los posibles efectos adversos
  • Procure pesar al paciente con regularidad, y llevar un registro de su peso para advertir modificaciones repentinas, que deban ser informadas al médico.
  • Intente estar tranquilo y positivo, alentando a su familiar en todo momento.
  • Si su familiar no puede levantarse de la cama, asegúrese de que siempre cuente con agua o jugo que le permita estar hidratado y algún refrigerio.
  • Esté alerta. Si no convive con su familiar, visítelo regularmente y preste atención a cualquier indicador de falta de higiene en el hogar o carencia de alimentos suficientes.
  • Si el paciente vive solo, también es buena idea invitarlo a menudo a compartir tiempo con usted o con su familia. Interactuar con otras personas es siempre favorable.
  • Proponer salidas con otras personas o solos, para realizar actividades que su familiar disfrute, también contribuye con el estado de ánimo de la persona enferma.
  • No hay necesidad de evitar el contacto físico con un enfermo de SIDA. Las manifestaciones de afecto como abrazos y besos le brindarán a su familiar apoyo y contención sin ponerlo a usted en ningún riesgo.
  • Recuerde siempre que el VIH no se propaga por compartir alimentos o agua, o utilizar la misma vajilla

Fuente: fao.org

Artículos relacionados